domingo, 11 de enero de 2015

Teléfono de Información Afectivo-Sexual


¿Tienes dudas sobre aspectos relacionados 
con la sexualidad, vih/sida, métodos anticonceptivos, prácticas de riesgo, infecciones de transmisión sexual o métodos de prevención?
¿Se te ha roto el preservativo 
y no sabes qué hacer?
¿Sabes en qué consiste y en qué casos es adecuado el tratamiento postcoital?
¿Quieres hacerte la prueba del vih y no sabes qué tipos hay, dónde hacértela o qué es importante tener en cuenta previamente?
¿Te preocupa algún aspecto relacionado con tu sexualidad y no sabes quién puede resolver tus dudas?

     El Teléfono de Información Afectivo-Sexual de la Junta de Castilla y León es un servicio en el que te pueden ayudar a resolver todas estas cuestiones, básicas en el desarrollo integral de cualquier persona. Es una posibilidad más a nuestro alcance para vivir nuestra sexualidad de forma saludable.


     Acostumbro a ser crítico con los servicios que ofrece la administración pública, siempre con el objetivo de que mejoren, y considero justo cuando he podido comprobar que un servicio funciona adecuadamente, y sirve para mejorar el bienestar de la ciudadanía, darle difusión. Este es el caso.

     Además el teléfono es atendido por profesionales del Trabajo Social y la Psicología con amplia formación en temas de sexualidad, que no se limitan a dar la información puntual sino que orientan a las personas que llaman en función de la situación que plantean y derivan a otros servicios y recursos. La llamada es anónima, nunca piden datos personales, algo que facilita la consulta a muchas personas y aunque está dirigido a la población de Castilla y León, se puede llamar desde cualquier punto de España. 

     Este servicio lleva bastantes años funcionando y desde hace tiempo ofrece, además, la posibilidad de hacer consultas por correo electrónico. El teléfono está operativo únicamente los viernes, sábados y domingos de 19:00 a 24:00 horas pero el correo electrónico se responde también durante la semana.

     La sexualidad es un aspecto fundamental en nuestras vidas, una dimensión a cultivar, un factor a valorar en nuestra salud física pero también en nuestra salud psicológica y en su dimensión social; está relacionado con el mundo de la afectividad, las sensaciones, los sentimientos, el placer y el bienestar.

     Cualquier recurso o alternativa que nos ayude a vivir nuestra sexualidad de forma saludable, libre, sin tabúes ni falsas creencias, me parece positivo. Este servicio, de carácter no presencial, puede cumplir un papel importante para lograr este objetivo y por eso he decidido darle difusión.


     Y por último, aunque se anuncia como un servicio dirigido principalmente a gente joven, me gustaría añadir que a cualquier edad pueden surgir dudas o problemas relacionados con la sexualidad y que no por ello vamos a dejar de disfrutar, cuando la solución puede estar al alcance de la mano.

¡Hasta la próxima entrada!