lunes, 1 de abril de 2013

Serendipia


Llaman serendipia a un descubrimiento inesperado cuando lo que se busca es otra cosa diferente. Es un término no recogido por la RAE, proviene del término inglés “serendipity” y según la imprescindible Wikipedia es lo que coloquialmente denominamos “descubrir algo de chiripa”: una casualidad, una coincidencia.
En la historia existen muchos ejemplos de descubrimientos casuales (o no tan casuales) atribuibles a la Serendipia (¡esa diosa! ¡con mayúsculas!) como el descubrimiento de América, la penicilina e incluso algo de uso tan cotidiano como los post-it.


            Soy muy observador y me gusta analizar todo lo que me rodea. Tengo especial predilección por las casualidades y por los acontecimientos que se van encadenando unos con otros. Lo casual a veces es causal. Y me atrevo a afirmar que esto es lo que me ha ocurrido para llegar a formar parte de la BlogoTSfera: la diosa Serendipia haciendo de las suyas.
                                                                                      
            Uniendo dos de mis pasiones, el Trabajo Social y la comunicación a través de las nuevas tecnologías, llevaba meses siguiendo blogs de compañer@s que a través de esta potente herramienta buscaban, entre otros objetivos, la mayor difusión de nuestra profesión. Dar el salto a crear mi propio espacio fue un proceso natural, no muy meditado. Y nació mi blog “La raíz de la mandrágora” cuyo nombre proviene de esa mítica planta que me fascina y a la que se han atribuido poderes mágicos.

Me gusta mucho escribir y pensé que si lo tomaba como una costumbre podría reflexionar mejor sobre mis intervenciones y sobre el papel de los Servicios Sociales Básicos. Los siguientes acontecimientos fueron pura Serendipia. Algo que yo no buscaba y que sin embargo llegó por sorpresa, haciendo que todo tuviera mucho más sentido. Un comentario en mi blog de la compañera Belén, a la que seguía desde hacía tiempo, puso en marcha la maquinaria: me ofrecieron entrar en el grupo, conocí las acciones coordinadas que estaban llevando a cabo, llegaron las videoconferencias, la decisión del nombre, la propuesta del Consejo… y finalmente la presentación de un logo creado por Israel al que casi volvemos loco con tanto cambio.

            Si tenéis interés en saber un poco más sobre cómo se ha gestado la BlogoTSfera, que no es otra cosa que un grupo de trabajadores sociales inquiet@s que tenemos en común administrar un blog sobre temas relacionados con nuestra profesión, podéis leer las interesantísimas entradas de mis compañer@s hablando (aunque creo que ellos no lo saben) de la diosa Serendipia: Pedro, Nacho, Israel, Rafa.

            También es una buena ocasión para difundir la publicación del número 100 de la Revista de Servicios Sociales y Política Social que os podéis descargar gratuitamente en el siguiente enlace. A partir de la página 225 podéis leer un artículo del compañero Rafael Arredondo, presidente del Colegio de TS de Málaga y administrador de nuestro grupo, que habla de la  BlogoTSfera, incluyendo fichas con información de todos los blogs. Una de las decisiones que hemos tomado es apoyarnos entre nosotr@s para dar a conocer lo que hacemos, buscando un mayor reconocimiento del trabajo que se hace en Servicios Sociales.

           
           Y para terminar una recomendación: mantened al máximo de potencia todos vuestros sentidos, abrid vuestros siete chacras, permitid que fluya la energía, activad vuestro lado más zen, confiad en vuestra intuición, haced lo que haga falta pero sobre todo permitid que la diosa Serendipia llegue a vuestra vida para ser conscientes de que las casualidades nos traen maravillosas sorpresas que nos hacen un poquito más felices. Yo me conecté con el universo y me ha incluido en la BlogoTSfera… ¿me contarás qué consigue para ti?