miércoles, 16 de octubre de 2013

Los Servicios Sociales se van de marcha


La Marea Naranja llega a la Sierra de Gredos

A ver, no nos volvamos locos, que no nos hemos ido de fiesta, ni de vacaciones, ni de asuntos propios, que de eso cada vez nos queda menos. Seguimos trabajando como podemos y nos dejan y sólo en el tiempo libre, nos vamos de marcha. Y no una marcha cualquiera, no: naturaleza, amigos, naturaleza. Porque quienes nos dedicamos a los Servicios Sociales, somos gente muy natural.

Los dos pasados domingos han sido días muy especiales para mí y me gustaría contaros qué he hecho, pues está muy relacionado con los temas de los que suelo hablar en el blog. 

El domingo 6 de octubre celebramos la Convivencia Anual de Voluntariado del Comité Ciudadano Antisida de Zamora y este año nos fuimos de marcha. Colaboro como voluntario con el Comité desde hace bastantes años y este tipo de encuentros nos recargan la energía y nos animan a continuar la labor. Quien me lee habitualmente, sabe que defiendo con uñas y dientes (cómo me apetecía utilizar esta frase) los Servicios Sociales públicos, pero al mismo tiempo considero que la iniciativa privada, sin ánimo de lucro, es fundamental y complementa a la administración, utilizando los recursos escasos con agilidad y eficiencia. 

Este año hemos hecho la ruta de los Molinos en Fariza de Sayago (Zamora) hasta los Arribes del Duero, donde las vistas son espectaculares, como se puede observar en la foto inferior. Este maravilloso paraje se extiende entre las provincias de Zamora y Salamanca, siendo frontera natural con nuestro vecino Portugal. Si tenéis la oportunidad no dejéis de visitarlo. Y si queréis compañía, no dejéis de decírmelo. 

Comenzamos nuevo curso en el Comité Antisida, y lo hacemos con ilusión, con ideas nuevas y con ganas de seguir trabajando. Han pasado los años pero en ese aspecto no hemos cambiado tanto. Seguimos teniendo muy claro que el derecho a la salud y a una vida digna es un derecho fundamental y vamos a seguir peleando para que sea universal. No nos lo ponen fácil, pero somos muy tenaces y además no estamos solos.

El domingo día 13 también me fui de marcha, en este caso con mis compañeras del CEAS de Peñaranda de Bracamonte y algunos familiares. El destino: Sierra de Gredos en su parte más alta, en la provincia de Ávila. Hicimos la Senda de la Laguna Grande hasta el refugio Elola, una ruta más intensa que la realizada la semana anterior, pero absolutamente apasionante y revitalizadora.

Y como no podía ser de otro modo, nos pusimos las camisetas de la Marea Naranja para seguir diciendo Hasta Aquí: porque en los Servicios Sociales queremos hacernos oír, y si hace falta subirse muy alto para que nos vean y nos oigan: ¡estamos dispuestos!

Además de un pequeño gesto reivindicativo, el día nos sirvió para hablar, reír, disfrutar y seguir haciendo camino juntos en un espacio deportivo y de ocio. Porque un grupo humano que trabaja codo con codo, que se conoce, se respeta, se admira y se aprecia, siempre prestará un mejor servicio.

Mi compañera Concha, que es la que más experiencia tiene en la montaña, nos dice que las rutas hay que comenzarlas como un viejo para acabarlas como un niño. Y esa frase me recuerda a otra que de vez en cuando oímos en el ámbito de la acción social y que dice así: "En Servicios Sociales empezamos como Sancho el Bravo, continuamos como Sancho el fuerte, y lo que debemos evitar a toda costa es acabar como Sancho Panza". 

¡Bravo por todos los que en Servicios Sociales luchan cada día por seguir siendo Sancho el fuerte! 

Arribes del Duero. Zamora.

Y ahora os pregunto: ¿nos vamos de marcha? ¿cuál es el siguiente plan, que yo me apunto?

P.D. La campaña "Hasta Aquí" del Consejo General de Trabajo Social, que intenta paralizar el desmantelamiento de los Servicios Sociales tal y como están actualmente configurados, sigue en marcha. Puedes leer el Manifiesto que se acaba de elaborar en el siguiente enlace.