domingo, 28 de junio de 2015

* * * Orgullo Castellano LGTBI 2015 * * *


     Al grito de #SoyLesbianaCastellana y #SoyMariconDeCastillaYLeon un grupo importante de personas de todos los colores y tendencias recorrimos el pasado viernes las calles de Valladolid, tras el histórico izado de bandera en el Ayuntamiento de la capital castellana. El sábado sería el turno de Salamanca, un Ayuntamiento que no ha cambiado de color político pero que ha aceptado la petición del colectivo Iguales de colgar la bandera arcoiris del balcón de la Casa Consistorial durante 24 horas, por primera vez en su historia. Y allí estuvimos un grupo digno de personas que no podíamos dejar de mirar, con emoción, los colores que nos representan.

     También Zamora, Soria y Segovia lucen en sus Ayuntamientos la bandera de colores, así que este año sí podemos decir claramente que estamos viviendo nuestro ORGULLO CASTELLANO. Un orgullo muy necesario, pues no es fácil tener una orientación sexual distinta a la mayoritaria en las provincias de Castilla y León, y tiene mérito quedarse a vivir aquí, haciéndose visible, para cambiar la situación. Además añado que es generoso, porque no lo hacemos únicamente por nosotros, sino también y sobre todo por las futuras generaciones, como antes otros lo hicieron, con mucha más valentía y asumiendo muchos más riesgos, para que hoy podamos celebrar este día sin incidentes destacables.

     ¿Es necesario celebrar este día? De tanto escuchar esta pregunta y tras haberla contestado mil veces, acaba dando pereza seguir explicando que la respuesta es sí, rotundamente sí. A quien lo sigue dudando le pediría que venga a nuestras provincias, que visite nuestros pueblos, que salga con la bandera y compruebe cómo están las cosas. Aún se lo puedo poner más fácil: que lea los comentarios en las noticias de estos días, o que lea mi experiencia, que ya conté en este blog el año pasado: Orgullo 2014.

     Aún necesitamos que la sociedad y las instituciones se impliquen para lograr que algún día no haga falta salir a la calle como lo hemos hecho este fin de semana: una ley de igualdad para luchar contra la lgtbfobia, medidas en educación que nos visibilicen y que luchen contra el bullyng homofóbico, acceso a tratamientos y técnicas de reproducción, reconocimiento e integración de la realidad trans, etc.

¿Día del Orgullo Hetero? Venga ya...

     Estos días también me han preguntado por qué utilizamos la palabra maricón, así que aprovecho para explicarlo: es una estrategia para anular su efecto ofensivo y negativo, al apropiarnos del término, al decir orgulloso "soy maricón" deja de ser un insulto, acabamos poco a poco con las armas que el patriarcado homofóbico utiliza para luchar contra nuestros derechos y nuestra dignidad. Sí, soy maricón, y no pienso permitir que nadie me insulte por ello.

     Os dejo con un vídeo que es una muestra de lo que estoy diciendo, en estos tiempos en que el humor irreverente no está muy bien visto. Hoy no me extiendo más, pues sólo quiero transmitir mi ALEGRÍA y compartir con las personas que leéis este blog una celebración reivindicativa que busca conseguir un mundo con mejor color y mucho más habitable.



"Una sociedad decente es aquella que no humilla a sus miembros" 
José Luis Rodríguez Zapatero. 30 de junio de 2005.

P.D. Este 2015 celebramos 10 años de matrimonio igualitario, pero sobre todo 10 años de dignidad y derechos. Si quieres conocer el proceso que culminó en la igualdad legal, te recomiendo la lectura de este artículo