lunes, 1 de diciembre de 2014

Día Internacional de la Lucha contra el Sida 2014


Este año me uno a la Campaña de Sensibilización #HazloSeguro #CloseTheGap #WAIDSd14 #WeLoveCondom 
      
      En octubre de 2002 comenzó mi colaboración con el Comité Antisida de Zamora y mi vida, así como mi concepción del mundo, cambió para siempre. Como cada uno de diciembre quiero transmitir desde aquí a mis compañeras y compañeros todo mi respeto y mi admiración. Además estamos de celebración, cumplimos 20 años de existencia y aunque el movimiento antisida no pasa por su mejor momento, tenemos fuerza y ganas para seguir haciendo visible nuestra lucha. Por quienes estamos y por quienes ya no lo pueden hacer.


      En esta ocasión quiero compartir algunos datos y reflexiones sobre una pandemia que ya ha generado demasiado sufrimiento. Mientras la ciencia no encuentre una vacuna y una cura definitiva, tres son las ESTRATEGIAS necesarias para acabar con el vih: 

1. Promoción de la Salud Sexual.
2. Detección precoz del vih.
3. Acceso universal a los tratamientos.

      No lo digo yo, es el planteamiento de ONUSIDA, que tiene el ambicioso objetivo de llegar a 2020 con cero transmisiones por vih. ¿Es esto posible? Por supuesto que sí, pero hace falta que las tres estrategias citadas se implementen en todo el mundo. Y la siguiente pregunta es ¿qué tal  lo estamos haciendo en España? La respuesta es breve: mal, muy mal. Haré un breve análisis de las tres estrategias. 

      La promoción de la Salud Sexual pasa, entre otras cosas, por invertir esfuerzos en medicina preventiva e implementar una adecuada Educación Sexual adaptada a las diferentes etapas evolutivas. Nada de esto se está haciendo, ya que la inversión en prevención no tiene resultados visibles inmediatos, habiendo sufrido recortes brutales.

      La detección precoz del vih pasa por promover la realización de la prueba siempre que se hayan tenido prácticas de riesgo y siempre que se tenga una vida sexual activa. Y la pregunta es ¿quién no tiene una vida sexual activa? Desde algunos sectores se promueve la generalización de la prueba a toda la población a través del médico/a de familia. Yo estoy con esta posibilidad, pero la realidad está muy lejos de ser así.

      Respecto al acceso universal al tratamiento estamos mejor, pero debido a los recortes sanitarios, algunas personas tienen graves dificultades para acceder a medicamentos para tratar enfermedades asociadas al vih, lo cual empeora la calidad de vida de las personas seropositivas que se encuentran en esta situación. 

      En mayor o menor medida fallamos en las tres estrategias. ¿Y por qué es tan importante trabajar en cambiar la situación? Pues porque podemos afirmar que el fin del vih estaría muy cerca si mejorásemos en estos tres aspectos. Está demostrado que una persona seropositiva cuya carga viral es indetectable no puede transmitir el vih (si tienes dudas sobre esta cuestión te recomiendo que leas lo que nos cuenta el psicólogo Gabriel J. Martín). Para que la carga viral sea indetectable es necesario tener acceso al tratamiento antirretroviral y mantener una buena adherencia al mismo. Para completar el cuadro es necesario acabar con los diagnósticos tardíos, pues alrededor de un 30% de las personas seropositivas en España no saben que lo son, y por lo tanto, son quienes pueden transmitir la infección. 

      Unir estos datos y llegar a conclusiones es fácil: si todas las personas con vih son diagnosticadas y acceden al tratamiento, manteniendo una buena adherencia, se acabarán las nuevas infecciones, pues una persona indetectable, no transmite, y punto. ¿A qué estamos esperando?

      Esta tarde tenemos varios actos en la calle. En el Comité Antisida de Zamora no nos cansamos de reivindicar las mejoras necesarias y de trabajar para mejorar nuestro entorno. Os lo contaré.

P.D. Si quieres puedes leer las entradas respecto a este día de 2013 y de 2012. Siguen de total actualidad. ¡Gracias!